Ocultos Personajes

“No es manía persecutoria si de verdad te persiguen.”

Hace unos años, conocí a unos ocultos y malvados personajes no humanos que disponen de tecnología muy avanzada y a mucha gente trabajando para ellos, normalmente secuaces de bajo nivel aunque supe que tenían gente en puestos de poder importante. Estuve varios años dirigiéndome a un determinado lugar alejado para tratar temas con ellos, aunque yo no pertenecía a su estructura a pesar de que me lo propusieron de buena y de mala manera en diversas ocasiones. En ese lugar había más personas esperando.

La información que suministro es cierta al cien por cien y me la han proporcionado los responsables de estas actividades y el tiempo que estuve en contacto en ellos. En esta sección explico brevemente un asunto concreto porque nos están envenenando, aunque se habla de muchas otras cosas, esto ha pasado desapercibido.

Para mí ha sido una gran tragedia conocer a esta gente y algunas de sus actividades. Yo no estoy en este mundo de tramas ocultas pero eran ellos los que estaban interesados en hablar conmigo y me costó bastante librarme de ellos.

En las conversaciones siempre tomaba el papel principal un personaje que decía llamarse “dios”. Este personaje hablaba con una voz como de alguien que intenta parecer respetable, pero al conocerle, se observa que siempre tiene ocultas intenciones malintencionadas. Su actitud muestra que no le importa nada tu situación por lamentable que sea ni tampoco tus sentimientos. En ocasiones intervenía una mujer de unos 35 años también por el tono de voz que decía ser “la virgen”. Esta mujer estaba casi siempre y hacía breves comentarios de forma educada y discreta. También intervenían varias voces de jóvenes masculinos de unos 25 años por el tono de voz. Los jóvenes tenían en todo momento una actitud como de buscar la broma preferentemente macabra, hacían como de animadores y ayudantes a la espera de órdenes del tal dios. Podían salir con cualquier frase nada respetuosa que incluyera palabrotas. Evitaban hablar con la tal “virgen” y fácilmente podían insultarla. El tal “dios” decía que eran “sus hijos”. Intervenía en ocasiones de forma breve un personaje que decía llamarse “el diablo”. Era la voz de un hombre de unos 35 años, siempre educado. La psicología de estos personajes no es humana.

A mí siempre me pareció absurdo que tomasen esos papeles y siempre pensé que en realidad eran extraterrestres o que alguien estaba detrás de ellos o que todo era como un experimento. Lo que cuento a mí también me parecería un disparate pero es que lo he vivido.

En una ocasión yo estuve hostigando al tal dios diciéndole que diese la cara. Inesperadamente se me apareció en el mismo lugar a 1 metro de distancia un holograma de unos 40 cm de diámetro dentro de un círculo. El holograma no era de color, era en blanco y negro con toda la variedad de tonos grises. No se veía ningún fondo. El círculo era de color blanco. Se veía a un hombre de unos 65 años con túnica blanca, sentado con las piernas cruzadas, las cejas finas y bien delimitadas y aspecto severo. No tenía barba, de facciones finas y era más bien delgado. El pelo de color oscuro y corto. No tenía marcas de expresión en el rostro, quiero decir que la piel estaba tensa. La nariz fina y recta. Es algo parecido al individuo que aparece en alguna iconografía pero sin la barba blanca, menos gordito y sin ningún aspecto bonachón.

En esa ocasión quedé bastante mal, porque al aparecer el holograma, que pude ver muy bien, es como si activase algo en mi interior y quedé muy impresionado. Entonces el holograma desapareció.

Soy agnóstico, nunca he tenido nada que ver con ninguna secta ni me interesa la religión ni puedo entender nada de eso. Soy un escéptico profesional y si cuento todo esto, es porque esta gente es muy malintencionada y están causando mucho daño. No quería causar alarma pero me molesta que se aprovechen del desconocimiento de todos. Quién sabe si se trata por ejemplo, de unos humanos que se han hecho con tecnología y emplean el cuento de la religión para justificar sus actividades. ¿Realmente la imagen del holograma era la que representa a ese individuo o solo era un vídeo como del siglo 23 emitido a una persona del siglo 20? Podrían ser marcianitos verdes, podría ser dios o cualquiera con medios técnicos.

Siempre les comentaba que porqué una gente con tantos medios se dedicaba a cosas tan vulgares como perjudicar a unos pobres tontos y porqué me preguntaban por cosas ridículas o propias de gente con bajas pasiones. Le daban vueltas a las cosas y eran difíciles de entender por lo que no supe la respuesta. Pienso que todo es una trama para hundir a gente que se les opone y subir a puestos de relevancia a gente de bajo nivel y por tanto, fácilmente manejable. Quieren lo que todo el mundo, el poder y para que unos cuantos estén arriba muchos tienen que estar abajo.

Además parecían como deseosos de ser entretenidos. Entrar en aquel lugar siempre era como una fiesta. A veces llegaba deprimido y nada más entrar sólo tenía ganas de tener ocurrencias casi siempre de mal gusto o macabras, que es justo lo que les gusta. Pienso que la energía que empleaban me afectaba de esa forma. Al resto de la gente que esperaba no les afectaba de esa forma. La mayoría se quejaba de que no querían hablar con ellos porque al parecer solo recibían instrucciones. Pero yo hablaba casi siempre directamente con ellos.

Explicaros esto me pone en un grave peligro pero lo doy por bien empleado y por desgracia estoy acostumbrado. Mucha más gente sabe que esto y muchas más cosas son ciertas. He encontrado secuaces de esta gente en los años posteriores que me conocían he incluso con algunos he hablado con normalidad porque no quieren problemas. Estos ayudantes, a los que llamo “cucarachas”, eran gente normal que se ha visto atrapada en esta red de la que no pueden escapar y, aunque se han visto beneficiados, su vida se ha visto enrrarecida por el trato continuado con tan siniestras gentes. Pienso que a la mayoría le gustaría rebobinar y no haberles conocido nunca, ser ignorantes. Pero no os confundáis, porque de forma habitual hacen el mayor daño a personas buenas con la mayor impunidad. Estos individuos al ver que pueden perjudicar con total impunidad, se crecen y amenazan y no dudan en cumplir sus amenazas. O no amenazan y les tienes al lado durante años, riéndose de tu desgracia mientras dicen lo mucho que sienten lo que te pasa. Son criminales que trabajan para una organización criminal. Quizás un día atrás fueron personas, pero ahora sólo son cucarachas, por ese motivo les tienen en nómina, no por su valía personal. Muchas desgracias terribles que le suceden a personas buenas, las cometen ellos y nadie sabe de dónde vienen.

No pienses que esto es un cuento o que, en todo caso, esas personas se encuentran muy lejos de tí, que forman parte de otro mundo, y que nunca les vas a conocer. Están en todas partes, en tu mismo bloque de pisos, en tu barrio, en tu pueblo, y posiblemente en tu propia casa. Puede ser uno de tus hijos pequeños o tu mujer o tu marido o tus padres. Tienen cualquier oficio: policías, jueces, políticos, barrenderos, jubilados… Están amenazados y les han dicho que no hablen y pueden estar acechando y perjudicando durante años sin decir una palabra, sin dar ninguna muestra de lo que hacen, durante años, toda su vida. Les presionan y les premian para que perjudiquen y los que están detrás tienen mucha experiencia y saben cómo hacerlo. Una vez que tienen a uno dentro de una familia, ese es la infección de su familia y de su entorno, y donde vivas, los que se encuentren en tu entorno en secreto están compinchados. Los medios técnicos de los que están detrás les permiten encubrir esta trama, porque pueden por ejemplo, borrar la memoria de tantas personas como quieran sobre un determinado suceso sin necesidad de secuestrar a nadie, simplemente no lo recuerdas. Puedes negarte a participar y puedes decirles que no vuelvan a ponerse en contacto contigo, pero eso no significa que te vayan a hacer caso, ni que te vayan a respetar lo más mínimo o que no te vayan a perjudicar por ese motivo o por cualquier otro que les parezca. Si te niegas, pueden borrarte ese momento de la memoria y preguntarte una y otra vez en diferentes épocas, de una forma y de otra, hasta que aceptes formar parte de su grupo aceptando sus normas y entonces estás atrapado, porque pueden hacerte cualquier cosa de forma “legal” según su interpretación de la legalidad.

En cuanto pases a formar parte de su grupo, dejas de ser una persona y pasas a ser una cucaracha, un canalla, un criminal. Que tengas buen estómago para soportar tus acciones y para ver a un canalla reflejado en el espejo, porque te van a hacer causar los daños más odiosos a otras personas, como vejar, torturar, acosar, presionar, mentir, falsear, enmierdar, arruinar, enfermar, asesinar a verdaderas personas que fácilmente valen más que tú.

Quiero centrame ahora en lo que me corre más prisa para avisaros.
Muchos productos conocidos y de gran consumo, como refrescos con gas y productos para el lavado de ropa, incluyen determinados componentes que reaccionan a una determinada energía. Cuando alguien les molesta, con cualquier excusa le dan a beber el producto o comprueban lo que consume y, con posterioridad, le hacen pasar cerca de la fuente de energía que ellos emplean. Dependiendo del componente de que se trate, por ejemplo, el sistema circulatorio del individuo queda destrozado por muchos años. Médicamente no deja rastro y no se puede saber el origen del problema. El nombre de uno de estos productos comienza por “F” y termina en “anta”, fabricado en 1943 por los nazis.

Sucedió en una ocasión que tuve que comprar en una tienda algo para la cena. Aunque no solía beber ese tipo de refrescos, en esa ocasión compré una botella grande del refresco que he mencionado y algo para comer. Unos días después tuve que ir a hablar con esta gente. En un momento dado, uno de ellos me preguntó que porqué lo había comprado. Era también una forma de decirme que sabían lo que hacía. Es cuando me dijeron que esa marca en concreto era una de las que ellos empleaban para los fines mencionados. Tambien me dijeron que en cuanto volviese a casa, lo tirase a la basura. Se reían porque al parecer todo el mundo conocía esa información. Posteriormente he sabido por más fuentes y en diversas ocasiones que efectivamente esa es una de las marcas contaminadas. En el caso de los refrescos con gas, los ayudantes de esta gente nunca los toman. Más tarde he comprobado con seguridad que esa marca en concreto está contaminada. Si me es posible lo explicaré con más detalle. No lo toméis, lo digo por vuestro bien.

Nota Posterior de 2017/05:  Si hechas este producto en el suelo de baldosas, lo corroe. Y si te están diciendo que los trabajadores de Coc(x)-Col(x) no se lo beben y lo emplean para limpiar los motores de las máquinas, porque es un excelente corrosivo, entonces, ¿Porqué te lo bebes? Si me faltase un tornillo, mucha gente debería acompañarme a un especialista, no iría yo sólo.

¿Has visto la reacción que tiene este producto al introducir en la botella una pastilla de Mentos? Hay vídeos en internet. Al instante el producto sale disparado hasta el techo. ¿Porqué no han podido encontrar una energía o emplear ese mismo compuesto para provocar esa reacción en el organismo de una persona a la que quieren dañar? Es lo que me ha sucedido a mí, te lo estoy diciendo. ¿No me entiendes?. Te puede parecer un disparate pero, al menos, piensa que al ser productos 100% químicos es seguro que no son sanos. Yo no gano nada explicándolo, al contrario.

Dime, ¿No te das cuenta de que si bebes ese producto y te tomas una pastilla de Mentos se produce una explosión en tu organismo? Esa reacción les deja en evidencia. ¿No te parece sospechoso e ilegal que los organismos públicos de sanidad no retiren del mercado ese producto ante esa reacción que puede sufrir cualquier persona y que tampoco sepamos cuales son los componentes de esas marcas, ya que son secretas? ¿Es normal que millones de personas estén bebiendo productos sin que se sepa cuáles son todos sus componentes? ¿Te fías de los nazis? ¿Te fías de los políticos? ¿Te bebes un litro de productos químicos con toda confianza? ¿Consideras que no existe ningún grupo oculto y que no quitan de en medio a nadie, por lo que soy un mentiroso, un chiflado o ambas cosas? Pero eso no tiene sentido, porque por ejemplo, es lo que hace la CIA en España desde hace décadas. ¿No te parece irracional no hacer caso de las advertencias?

“La mentira tiene mil caras, pero la verdad es verdadera aunque la diga un loco.”

En el caso de los productos para la ropa, sucedió que en una ocasión una de los que trabajan para ellos se quejaba de que le resultaba difícil encontrar una marca que no fuese de las suyas, porque ellos no lavan su ropa con sus productos. No pregunté por la forma de distinguir las marcas para no quedar por un ignorante y porque no les gustaba que los que esperaban hablasen entre ellos. Tenían el lugar vigilado y si alguien comentaba algo, al entrar preguntaban que de qué habíamos hablado y te recordaban que no querían comentarios. Más tarde estuve pensado que quizás ponían algún tipo de imagen común en los productos de ropa contaminados para que entre ellos mismos supiesen que no debían comprarlos. He realizado unas fotos de las cajas de detergente de una gran superficie y he encontrado que la mayoría de las marcas tienen una muy sospechosa imagen camuflada dentro de una camisa. El diseño del cuello de la camisa se encuentra forzado para dar relevancia a la imagen oculta. Esa imagen se encuentra en casi todos los productos de gran consumo de lavado de ropa, pero no en todos. Muestro las imágenes que he tomado y que cada uno medite lo que considere.

Para realizar las fotos, me he desplazado a un supermercado de una conocida marca. Los productos de lavado de ropa se encontraban en un pasillo estrecho a ambos lados del pasillo. Al entrar en ese pasillo, he tenido una fuerte sensación de energía en el ambiente, sensación chispeante y ambiente sobrecargado. Al salir del pasillo la situación se normaliza completamente. Debido al tiempo que estuve cerca de los transmisores, soy algo sensible a ese tipo de energía. He entrado y salido varias veces en esa zona intentando mantener la mente vacía de pensamientos y actitud imparcial y, en todos los casos he tenido la misma sensación. A continuación me he desplazado a un supermercado de diferente marca donde tenían los mismos productos de limpieza, pero en esta ocasión los tenían todos en un lado y el pasillo era más ancho. He pasado cerca de los mismos productos y en ningún momento he notado nada. Los productos estaban igual de contaminados pero, o yo noy soy tan sensible, o es que al ponerlos en un espacio reducido a ambos lados se produce ese efecto. Sólo te explico lo que me ha sucedido.

En mi caso, me han perjudicado de múltiples formas durante años y han intentado matarme en diversas ocasiones. Podría contar multitud de anécdotas pero todas son lamentables y además me localizarían enseguida. Hasta el momento no han logrado su propósito ni tampoco callarme. Más suerte para el futuro. Pero la verdad, si quieren matar a cualquiera, es imposible impedirlo. Ellos tienen como un juego, con unas reglas que conocen ellos. Después lo explicaré un poco más, la parte que yo conozco.

“Feliz la persona que vive anónimo en el mundo y en el desconocimiento de la verdad.”

Nota posterior de 2017/01: Voy a explicar cómo me han dañado de nuevo gravemente la salud empleando ese refresco. Hace unos 15 años durante unos días y de forma complétamente anómala, ya que siempre hago las mismas cosas, tenía la gran necesidad e incluso soñaba con ello, de comprar ese refresco. Era una obsesión que se mantuvo días y no suele pasarme. Me borraron la memoria y por eso no recordaba lo que ellos mismos me contaron. Pensé que era como algo que me pedía el organismo y decidí concederme ese capricho. Al cabo de unos días tenía latas vacías por todas partes, porque necesitaba ver ese producto ya que me producía tranquilidad. Sin embargo yo soy muy ordenado, y viendo el desorden, me dí cuenta de que algo malo estaba pasando y de que me estaban manipulando.

Tiré todo el producto pero ya era tarde porque en esos días, una mañana al despertar, tenía en la cabeza un zumbido tremendo con fuertes pitidos y un gran dolor. Desde los pies a la cabeza notaba como si todo mi interior temblase de forma muy fuerte, pero sin efectos en el exterior. Es difícil de explicar, la sensación es parecida a la que se pudiera notar si te aplican corriente eléctrica intensa de forma constante. El zumbido en la cabeza era tan grande que casi no podía escuchar a la gente al hablar. Los primeros años, al hacer cualquier esfuerzo aunque fuese pequeño, como subir escaleras o sobre todo agacharme, los pitidos aumentaban más y también se me aceleraba el corazón y tenía que parar por la gran molestia. Lo que he pasado yo solo estos años ha sido tremendo. Al suceder este problema, llamé al punto de contacto, con los que no hablaba desde hacía muchos años, y me dijeron que habían sido ellos porque “les había insultado”. Ellos me dijeron que me habían dañado el sistema circulatorio.

Cuando a una persona como yo le sucede esto, la persona se encuentra totalmente desorientada. Al ir al médico, éste solicita un análisis de sangre y deriva al especialista que piensa que puede ser el adecuado, en este caso el relacionado con el sistema circulatorio. Al revisar el análisis de sangre, en mi caso todos los valores eran normales. Ningún médico detecta nada anormal y lo que queda es el paciente diciendo que tiene un enorme problema que le daña por completo su vida y su tranquilidad y ninguna prueba sólida. Al encontrarse la persona tan dañada, en mi caso se produce una depresión de carácter grave y dificultad para descansar. Por ello, lo normal es pedir calmantes al médico y algún medicamento para la depresión. En este punto, en ningún momento hemos podido enfocar con el médico el problema ni tratarlo con un medicamento, por lo que, al ir repetidas veces al médico de cabecera preguntando qué más podemos hacer, ya que el especialista dice que no encuentra ningún problema y en la primera consulta se quita del medio, el médico de cabecera sólo observa como tangible un problema psiquiátrico (la depresión) y se centra en derivarnos al psiquiatra y en que salgamos de la consulta lo más rápido posible, si puede ser en un par de minutos como máximo, ya que al no tener recursos tengo que ir a la seguridad social. En mi caso no he ido nunca al psiquiatra y entonces sólo queda la palabra del paciente, que no dispone de ninguna prueba, porque para el médico todo está bien menos la cabeza del paciente, por lo que cuando te ve insiste en que vayas al psiquiatra sin entrar en ninguna otra posibilidad. Así que el enfermo se queda sólo, sin médico, sin medicamentos, sin trabajo, sin dinero y así durante años y años, soportando un gran penuria en todos los sentidos, cada segundo de cada día, y una total incompresión por parte de las personas que deberían estar para ayudar.

Fíjate en que los que están detrás del escenario, dañando a personas como yo de forma tan grave, disponen de conocimientos y medios muy superiores a los de los seres humanos. Saben perfectamente y con detalle cuáles van a ser los resultados de sus acciones en el organismo que atacan. ¿Y porqué en el fondo esta agresión? Porque soy una persona que exige respeto y libre albedrío. No estoy a su servicio, sean quienes sean, y no estoy dispuesto a hacer lo que les parezca a ellos y más si son perjudiciales. Yo al menos soy una persona digna y gozo de mi respeto y puedo decirles a los muchos que se han vendido, que ellos no son ahora más que una cucaracha cualquiera.

Pero dime, ¿No es éste un trato parecido al que reciben los animales, las plantas y el planeta por parte de los seres humanos? Piénsalo. Una parte de los seres humanos o quienes sean, respetan, y sin embargo, ¿No hay un lugar para los que quieren respetar y que les respeten? ¿Tenemos que presenciar esta masacre, este abuso por parte de los otros, mano sobre mano, sin poder hacer nada más? Y si no participo, ¿convierten mi precaria existencia en un infierno?

Al cabo de varios años, casi de un día para otro, desapareció el problema por completo en uno de los lados del cuerpo incluyendo la cabeza, pero en el otro lado todo ha continuado hasta ahora. Así que medio cerebro lo tengo ahora normal y el otro medio me duele y sigo teniendo el zumbido con un pitido constante, aunque ahora a menor volumen. Durante un tiempo fue a menos pero después se ha mantenido sin disminuir. En el lado de la cabeza que me duele, la cara la noto como quemada por dentro y el músculo que recorre ese lado de la cara me estira hacia la cabeza por lo que mi boca no está bien centrada, aunque ahora se nota muy poco. En todo ese lado del cuerpo sigo notando ese temblor interno pero a menor intensidad. Me hicieron una resonancia magnética hace años, cuando el problema había ido a menos, y el médico me enseñó en un monitor el lado de la cabeza que me dolía y se veía ese lado del cerebro en color rojo más vivo. Me dijeron que no sabían qué era ni cómo se podía haber producido y que no hay ninguna medicación específica. También me dijo que la tecnología actual no permite ampliar más la imagen, por lo que no saben realmente lo que está sucediendo. Así que el escaner tiene utilidad para detectar un quiste o algo similar, pero para lo demás, sólo muestra colores en un monitor. Entonces sólo queda el análisis de sangre que muestra en mi caso todos los valores normales. Digamos que hay mucha tecnología para detectar lo evidente, pero en realidad seguimos casi en la edad de piedra, sin conocer los verdaderos procesos internos del organismo.

Más tarde me ocasionaron graves daños en ambas rodillas, primero en una y al año siguiente en la otra rodilla. Yo tenía las rodillas moradas de color oscuro, la pierna dura desde la rodilla hasta el tobillo y tenía necrosis y hematomas. También amoratado parte del muslo. Estuve ingresado en urgencias y los médicos no sabían qué era, ni había ninguna medicación que lo tratase. La primera vez decían que yo debía de haber tenido un grave accidente pero que no lo quería explicar. Al ser todos los valores de sangre normales y no tener ningún daño en los huesos, no se lo explicaban. Al año siguiente, cuando aparecí de nuevo con exactamente la misma situación pero en la otra pierna, se quedaron de piedra. De nuevo, en el análisis de sangre todos los valores eran normales. Y suerte que ha quedado alguna prueba, porque es muy difícil poder explicar estas cosas con pruebas debido a que pueden actuar desde un plano diferente y, para tapar lo que sea, los accidentes, las enfermedades fatales, las manipulaciones, las casualidades y los “olvidos” están a la orden del día.

En serio, intento avisaros. No podéis impedir que os perjudiquen si se centran en vosotros, pero al menos, no les facilitéis las cosas.

Publico los informes médicos sobre el caso de las rodillas.

hematoma20rotura20fibrilar-0002_zpsdjflcc0s

hematoma20rotura20fibrilar-0004_zpsxe2fibwh

“El miedo atenaza a todos, los mejores se reponen y hacen lo adecuado, y los demas… ¿a quién le importa?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s